Autor: 
Luis Miguel Jiménez

En la medida en que la producción de leche es más alta el día del secado, mayor probabilidad existe de que se retrase el cierre del canal del pezón y por tanto de que se produzcan más infecciones durante el periodo seco. El objetivo será secar vacas con menos de 20 kg, evitando que aumenten la presión intramamaria y las fugas de leche. Esta circunstancia alarga la fase de involución activa y aumenta el riesgo de infecciones. Se recomienda el cese brusco del ordeño pero con baja producción. Para disminuir la producción de leche se suelen apartar las vacas a secar y se reduce la energía de la dieta manteniendo el aporte de agua. Este cambio provocará estrés y probablemente la restricción del agua de bebida incremente aún más el estrés.